Utilice las tarjetas de crédito con inteligencia

 

5 de enero 2010. Las tarjetas de crédito se presentaron al público en 1959, y se utilizaron con moderación durante sus primeras décadas, pero más tarde se volvieron algo indispensable en nuestra vida diaria.

Ofreciendo la ventaja de no tener que llevar grandes sumas de dinero con nosotros con el fin de comprar lo que queremos y cuando lo queremos, las tarjetas de crédito permitieron la llegada de un nuevo mundo de libertad. El concepto de crédito no es nuevo, pero las tarjetas de crédito hicieron el proceso rápido e inmediato para financiar compras más simples y más fáciles para millones de personas diariamente.

 

   

 

Desgraciadamente, esta libertad tiene un precio. El número de personas en América que poseen al menos una tarjeta de crédito es actualmente de más de 250 millones y más de 800 mil millones de dólares en saldos que deben pagarse. Si son como la mayoría de la gente, probablemente tienen al menos una tarjeta de crédito, si no es una docena. Tienen seguramente que equilibrar su presupuesto con cuidado con el fin de pagar los numerosos intereses mensuales. Si desean respiran mejor con sus cuentas, entonces pueden cambiar su futuro financiero tomando algunas decisiones simples en las compras de algunos bienes al consumo que hagan desde ahora.

Cómo funcionan las deudas renovables
Si pagan todos sus saldos a cada final de mes, entonces las tarjetas de crédito son simplemente un medio práctico donde agrupar las compras.

Evalúe todos los costos del crédito
En la selección de una tarjeta de crédito, asegúrese de conocer y comprender todos los costos, las tarifas y los gastos implicados.

Una solución alternativa son las tarjetas debito
Una alternativa que aumenta rápidamente es la tarjeta debito.