Las pequeñas empresas necesitan flexibilidad

 

16 de Septiembre 2010. Durante las recesiones o dificultades económicas, las pequeñas empresas tienen una serie de problemas, generalmente en el ámbito de las finanzas. Comienzan entonces a hundirse y debilitarse, y si la empresa cierra sus puertas, entonces el propietario es el único que pierde sus medios de subsistencia.

 

   

 

Pero las pequeñas empresas que emplean personal pueden examinar el conjunto de sus actividades y así reducir el número de empleados para seguir siendo viables. En las pequeñas empresas, la gestión de los recursos humanos es menos eficaz que en las grandes. Además, los asalariados despedidos pueden tener un enorme impacto en el personal y los resultados ya que serán mucho más competentes en varios sectores de la empresa.

Si están en busca de eficacia en términos de tiempo y costes, pueden prever la externalización de los servicios pagando a una agencia o cualquier otro servicio de ofimática. La mayoría de las pequeñas empresas deben luchar para seguir siendo competitivas y pagar por empleados que sólo hacen algunas tareas específicas no es rentable, deben adquirir mas responsabilidades o mostrarles la puerta.
 

Comparte en tus redes sociales preferidas...

 Share