Dificultades financieras

 

10 de Octubre 2010. En caso de que se presenten dificultades financieras, es posible renegociar un crédito con su banco. El objetivo comúnmente es de revisar las modalidades de pagos intentando hacer descender el tipo de interés.

 

   

 

Cuando eso sucede bien, el banco acepta la renegociación. Al modular la duración del préstamo en alza, el costo global del crédito aumenta pero se traen las mensualidades a un importe adaptado al presupuesto de la familia. La renegociación puede hacerse sobre un crédito de consumo, un crédito inmobiliario o sobre un sobregiro.

Si varios préstamos están en la balanza y un banco acepta globalizarlos, se mejora la situación financiera del prestatario. Para estas operaciones sobre créditos múltiples se habla de rescate de créditos o reestructuración de créditos.

 

Comparte en tus redes sociales preferidas...

 Share