El préstamo para diversiones es un crédito estúpido

 

7 de Marzo 2011. Una de las más grandes plagas en las finanzas personales es la de utilizar el crédito para poder divertirse o comprar productos de entretenimiento. En efecto, la gente vive en una profunda práctica de no ahorrar con el fin de pagar por sus diversiones, y si continúan con esta manera de vivir, conseguirán problemas financieros importantes, deudas que nunca terminarán de acumularse.

 

   

 

La gente utiliza el crédito para comer en un restaurante, para beber en los bares nocturnos, para ir de vacaciones, para comprar televisores o estéreos y para toda clase de productos de diversión. Los peores compran cosas que ni siquiera necesitan, solo para impresionar a gente que no les agrada con dinero que no tienen... Esta clase de crédito es estúpida y creer que eso es algo bueno es aun más estúpido.

Por lo tanto, la gente se endeuda y busca seguir endeudándose con el fin de pagar sus deudas. No es asombroso constatar que la gente vive una vida sin pasión y sin alegría ya que deben pagar por un pasado que ya no existe. Por lo tanto, es en el hecho de realizar un futuro que la alegría es fuerte ya que así pagarán por algo que vendrá.

La gente perdió el contacto con su verdadero entusiasmo viviendo en las prácticas creadas por las instituciones financieras que desean su dinero y no su bienestar. El entretenimiento es excelente cuando se utiliza nuestro dinero y no el de otros para luego tener que pagar intereses.

Esta clase de deudas es perjudicial, pero sólo tienen que elegir una vida diferente, no buscar imitar a los otros.

 

Comparte en tus redes sociales preferidas...

 Share